Por Luis Soriano Peregrina

El próximo 8 de mayo se celebra el Día Mundial de la Cruz Roja, Media Luna Roja y Cristal Rojo en conmemoración del nacimiento de Henry Dunant, el fundador de la Cruz Roja. El objetivo de este día es reconocer la encomiable labor de voluntarios y empleados que todos los días salvan vidas y ayudan a los más desfavorecidos.

Las situaciones en las que actúa la Cruz Roja, Media Luna Roja y Cristal Rojo es 1º Los Desastres naturales, con la búsqueda y rescate de personas, atención pre-hospitalaria, abastecimiento de agua y alojamiento de personas necesitadas; 2º Preparación para desastres: recolección de ropa, juguetes, medicamentos y alimentos, primeros auxilios y donaciones voluntarias; 3º Mejora de los servicios de salud: donación de sangre, servicio de ambulancias, servicios médicos y psicológicos; 4º Inclusión social y empleo en comunidades desfavorecidas; 5º Cada delegación local, estatal o nacional también tiene ciertas actividades propias que adoptan para ayudar y apoyar al desfavorecido, como en algún momento en Puebla, se volvió Cruz Roja en los años noventas e inicios del nuevo siglo en la instituciones que le regreso la vista a muchísimas personas por problemas de las corneas, con el Doctor Rene Lazcano.

Su servidor a finales de los años noventas, hace ya 26 años, tuve el privilegio de trabajar en la Cruz Roja Delegación Puebla como Coordinador de Atención Social y apoyando al denominado Comité de Corneas que anteriormente señalé, labor formidable que nos permitió ayudar a mucha gente y donde inicio mi interés por sumar a favor de la sociedad civil pero también fue mi despertar a que existen dos formas de ayudar a la gente, una ayudar a secas y otra ayudar a profundidad, no es lo mismo atender un desastre natural, que prevenir realizando diversas acciones que aunque el desastre suceda uno ya ayudo a que sin nosotros como Cruz Roja salgan adelante, no es lo mismo ayudar a una persona que sufre por una enfermedad crónica a poder ayudar a varias personas para prevenir se enferme y la formidable labor de generar desde la sociedad civil acciones de inclusión a las personas e incentivar tejiendo opciones en aquellos polígonos de pobreza para generar empleos, autoempleos o incluso motivar la auto-sustentabilidad, muchas de estas acciones hicimos en aquellas épocas en Cruz Roja bajo la tutela y guía del formidable Alejandro Soto Lopéz entonces Director General de Cruz Roja en Puebla, hombre que nos ayudó a muchos a entender muchos enigmas entre ellos a ver que el hacer amigos siempre era la fuente de vida y la política es la herramienta que existe para ayudar, también que la vida no es vida si no aprendemos a cuidar, honrar y defender la amistad y a quien hoy le dedico este artículo a casi tres años de su partida.

Durante estos 26 años de vida productiva en el sector público, trabajo social en organizaciones de la sociedad civil y desde el despacho jurídico, hemos conocido todo tipo de organizaciones de la sociedad civil y de proyectos, visiones e intenciones, destacando y trabajando de la mano principalmente con aquellas que dignifican los derechos humanos donde sus acciones ponen a la persona como sujeto de derecho y hay otras organizaciones que ven a la persona como un objeto de comercio político, donde la persona es solo parte de una lista de beneficiarios que suma para recibir recursos públicos o para cumplir la meta de alguna acción gubernamental, esta es la diferencia entre lo que unos y otros hacen, mientras unos ven a la persona como sujeto de derecho otras la ven como objeto de comercio y quienes la ven como sujeto de derecho son aquellos que sustentan sus acciones a las normativas de derechos humanos y quienes ven a la persona como objeto de comercio sustentan sus actos conforme la normatividad de la asistencia pública.

Aquellos que sustentan sus actos conforme la normatividad de asistencia pública como los Sistemas DIF en el País o las Dependencias de Desarrollo Social ahora llamadas bienestar, son las instancias que traen heredado un sistema perverso donde a la persona o usuario se le ve como cosa, un simple objeto de comercio, para el cumplimiento de metas, un numero más o alguien que ha dejado de ser humano porque perdió su dignidad por pobre, por enfermo, por desempleado, por diverso, por niño, por viejo, por mujer, es decir, se fortalece este pensamiento neoliberal paternalista que tanto daño le causa a la sociedad y en eso se ha vuelto hoy en día la sistematización de la asistencia pública, hay las menos como la Cruz Roja que se apoya en la Ley de Asistencia Pública para que desde la sociedad civil se dignifique la labor social, pero en su mayoría se han venido descomponiendo o mal entendiendo las actividades que desde la asistencia pública se tendrían que realizar , por tal razón es urgente y necesario que todas estas instancias que sustentan su actuar conforme esta normatividad busquen la aplicación mixta de basar su actuar además conforme la ley de derechos humanos que permita romper con este pensamiento paternalista que solo revictimiza a los sectores mas vulnerables de la población y dignifiquen el actuar pensando mas en sus usuarios como sujetos de derecho y ya no como objetos de comercio.

Urge cambiar el pensamiento de estas instancias publicas y organizaciones y caminar mas en las propuestas de paz y dignificación de todas y todos, que busquen la igualdad de derechos entre las personas, la no discriminación, el respeto al pensamiento diverso, aprender a ser empáticos a cosmovisiones diversas a las que nos han formado tradicionalmente, que sea diferente la atención a las necesidades básicas de la población, buscando su mejoría, en todos los aspectos, de la calidad de vida, para lograr una sociedad mas igualitaria que garantice un ambiente adecuado para el desarrollo de la población, con perspectiva de género garantizando la igualdad de oportunidades entre todas las personas y promover que exista acceso equitativo a los bienes, recursos y beneficios del desarrollo, urge cambiar la lógica de un pensamiento asistencialista a un pensamiento con perspectiva de derechos humanos en México que nos permita desde la raíz la reconstrucción del tejido social.

Hasta que la dignidad se vuelva costumbre y la municipalización de los derechos humanos sea una realidad en México, nos estaremos viendo por aquí

Sígueme en mis redes sociales LuisSorianoVC en Facebook, Twitter, Instagram etc.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *