Los Periodistas

Las memorias (sin filtro) de David Bailey: «Liz Taylor era cleptómana y la Deneuve, baja y un poco gorda» | ABC

El fotógrafo británico y uno de los padres de la estética del Swinging London de los 60 recupera en el libro «Look Again» los momentos más señeros de su vida como retratista de las estrellas

L.G. /ABC

El paso del tiempo suele ser un bálsamo emocional y hasta una cura de humildad para quienes, en sus años mozos, ejercieron con rigor aquello de pasear por el lado salvaje de la vida. Pero en el caso del fotógrafo británico David Bailey (82 años), ni la prudencia ni el decoro son una opción. Este genio de la imagen, creador, junto a Terence Donovan y Brian Duffy, del concepto Swinging London a mediados de los 60, tiene mucho del tipo lenguaraz y excesivo que fue en aquellos tiempos.

Cuentan que su manera de vivir y de trabajar inspiró a Michelangelo Antonioni a la hora de filmar «Blowup» (1966), donde se narraban las andanzas de un fotógrafo de moda en la capital británica. Y cuentan, también, que en sus brazos se rindieron algunas de las divas más carismáticas e inaccesibles (para el común de los mortales, por supuesto) de la segunda mitad del siglo XX.

Mick Jagger retratado por el fotógrafo británico
Mick Jagger retratado por el fotógrafo británico – TASCHEN

Competidor directo del todopoderoso  Lord Snowdon (por aquel entonces, marido de la Princesa Margarita de Inglaterra), para su irresistible ascenso profesional Bailey contó con el trampolín de «Vogue», siendo Grace Coddington, directora creativa de la edición norteamericana de la revista, quien desenrolló para él la alfombra roja hacia el olimpo de la cultura pop.

Triunfar en la industria musical, precisamente en los tiempos en los que las estrellas del rock and roll eran una suerte de dioses paganos a quienes se les perdonaba todo tipo de barrabasadas, fue cuestión de (poco) tiempo. Ante el objetivo de Bailey desfilaron desde los Rolling Stones a los Beatles, de Cat Stevens a  Alice Cooper. Y no solo ellos… Incluso, fotografió a la esposa de su competidor, la Princesa Margarita, así como a la mismísima Reina de Inglaterra o la Madre Teresa de Calcuta.

Todo un conquistador

Estos últimos días, en el Reino Unido ha vuelto a salir al mercado un libro de memorias de David Bailey en el que se apuntala su leyenda de conquistador irresistible y sin pelos en la lengua. Diríamos que sin filtros. Porque en «Look Again» hace un repaso malicioso de muchas de las personas (sobre todo mujeres, y sobre todo amantes) que se cruzaron en su camino.

Bailey y Catherine Deneuve, su segunda esposa ABC
Bailey y Catherine Deneuve, su segunda esposa ABC

De Liz Taylor, por ejemplo, dice que era «una cleptómana». Y sobre la primera impresión que le causó Catherine Deneuve, quien acabaría convirtiéndose en su segunda esposa (antes se casó con Rosemary Bramble y, después, con Marie Helvin y con Catherine Dyer, con quien sigue unido desde 1986), confiesa que la primera impresión que tuvo de ella fue la de estar ante una mujer«baja, y un poco gorda». En unas recientes declaraciones para «Page Six», el portal del «New York Post», matiza a propósito de la figura de la Deneuve: «¡Catherine todavía se pone un par de mis viejos jeans!».

El retratista con su última esposa, Catherine Dyer
El retratista con su última esposa, Catherine Dyer – EFE

No da puntada sin hilo en las páginas de «Look Again». Pese a que consideraba que John Lennon era el «único Beatle al que podía soportar», reconoce que en su día Paul McCartney le felicitó la Navidad con un christmas, lo que para él fue una auténtica sorpresa. También, que «  Mick Jagger fue malo con el dinero, todavía lo es».

Amante, entre otras, de la actriz Angelica Huston (en un tiempo en el que estuvo peleada con Jack Nicholson) y de la modelo Jean Shrimpton (icono indiscutible del Swinging London), Bailey asegura que, pese a todo, con sus exmujeres siempre se llevó bien. E incluso guarda cierta mirada amable para algunos de los grandes personajes que posaron para él. Por ejemplo, Salvador Dalí o el escritor Somerset Maugham. «Era un tipo maravilloso. Pensé: «Si todas las celebridades que fotografío fueran así de fáciles…», pero lamentablemente no lo fueron». Nadie es perfecto.

Fuente: https://www.abc.es/estilo/gente/abci-memorias-sin-filtro-david-bailey-taylor-cleptomana-y-deneuve-baja-y-poco-gorda-202101050839_noticia.html

Comparte el Artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp