Por Jesús Manuel Hernández

La falta de liderazgo priísta en el Estado de México pudiera ser la mala semilla en la tierra de cultivo de 2018; la imposición pactada hace seis años entre Enrique Peña Nieto y Eruviel Ávila a favor de Alfredo del Mazo está pasando por sus peores momentos.

En aquél entonces estaba de por medio la candidatura de Peña a la presidencia del país; Eruviel ajeno a Peña, amenazó con pasarse al PRD si no le dejaban el paso libre al Estado de México donde el grupo Atlacomulco quería a Alfredo del Mazo. Se pactó entonces que después de Eruviel sería Alfredo, el primo de Enrique, quien enarbolara la bandera tricolor.

Y así se ha cumplido, para ello ha sido necesario fortalecer las más profundas alianzas entre políticos y empresarios, muchos ligados a la industria de la construcción, que traspasan fronteras, como el caso de OHL, donde Javier López Madrid yerno de Villar Mir, el accionista mayoritario, fue uno de los enlaces con las inversiones del grupo en México.

Las noticias de su detención abren otro escenario más a buscar entre las relaciones de OHL México con el grupo de políticos que busca permanecer en el poder, amparados por la complicidad auspiciada por el PRI.

La aparición de otras informaciones en un futuro próximo podría dejar en el tercer lugar al partido del presidente y con ello ver caer la piedra más grande sobre la continuidad en el poder para el 2018.

Dos o tres días antes de la sospechosa detención de Javier Duarte, en el cuarto de guerra de uno los candidatos se supo de una encuesta que alarmó: Alfredo del Mazo era aceptado por el 22.75 de votantes en una claro descenso de preferencia; con el 22.27 aparece Josefina Vázquez Mota, también cayendo; con el 21.33 Delfina Gómez, también a la baja; Isidro Pastor, candidato independiente con 6.64, y Juan Zepeda con el 8.06, ambos con tendencia a la alza; el 18 por ciento no había definido preferencia.

Para el grupo en el poder fue una mala noticia, ni PRI ni PAN tienen la capacidad de retener la gubernatura, la oposición crece y el efecto sobre MORENA le beneficia, según los analistas.

La captura de Duarte tiene un mensaje muy claro que busca ante todo recuperar la credibilidad de Peña Nieto y su partido, y que eso se derrame en el Estado de México, sea para Alfredo del Mazo o de Josefina Vázquez Mota, pero debe impedir que Delfina Gómez sea una opción.

En España las investigaciones sobre los sobornos de OHL van aumentando y revelando informaciones importantes sobre el dinero llamado “sucio”, y cuyo origen está, dicen, ligado a tierras mexicanas.

¿Dónde ha estado presente la inversión y los contratos de OHL en México?, evidentemente en el Estado de México y sus alrededores, entre otros en el Estado de Puebla desde los tiempos en que Rafael Moreno Valle era el Secretario de Finanzas y cuando el grupo español, a través de un socio mexicano denominado Plus Arrendamiento y Jajomar de Jacobo Martínez, familiar de Bernardo Gómez Martínez, vicepresidente de Televisa, se hicieron de los predios del Fideicomiso del Paseo de San Francisco.

El sexenio pasado las inversiones de OHL, ya sin la sociedad con los Martínez aumentaron en temas de concesión de carreteras.

La cloaca que podría destaparse en los siguientes días pudiera, sin querer queriendo, no sólo afectar las elecciones del Estado de México, sino manchar los apellidos de algunos políticos poblanos.

O por lo menos, así me lo parece.

losperiodistas.com.mx@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *