El Departamento del Tesoro estadounidense sanciona a dos cabecillas de la organización criminal mexicana por “orquestar asesinatos utilizando armamento de alto poder”

MICAELA VARELA / México / EL PAÍS

La Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos ha reconocido este martes al Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG) como parte responsable dos de los episodios más violentos del último año en México. Las principales sospechas de las autoridades mexicanas en el intento de asesinato de Omar García Harfuch, jefe de la policía de la capital, y del homicidio del exgobernador Aristóteles Sandoval ya apuntaban a este grupo. En un comunicado, EE UU ha respaldado las teorías sobre los autores de ambos crímenes. “Este grupo es presuntamente responsable del intento de asesinato, con armamento de alto poder, de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México en la Ciudad de México el 26 de junio de 2020″, informa el documento. A su vez, se los liga al atentado en un restaurante contra Sandoval. “El mismo grupo también estuvo presuntamente detrás del asesinato del exgobernador de Jalisco en Puerto Vallarta el 18 de diciembre de 2020″, reza el informe.

La agencia gubernamental de la OFAC continúa su lucha por combatir el narcotráfico en EE UU desde el origen de las rutas de distribución. El último logro ha sido señalar a Carlos Andrés Rivera Varela, alias La Firma, y Francisco Javier Gudiño Haro, alias La gallina, ambos miembros del CJNG, por “orquestar asesinatos utilizando armamento de alto poder” en nombre de la organización. “Fueron designados porque son personas extranjeras que asisten materialmente o brindan apoyo financiero o tecnológico para, o brindan bienes o servicios en apoyo del CJNG”, ha señalado la agencia.

El mismo organismo se ha pronunciado al respecto de dos de los atentados de asesinato más sonados en el último año en México contra personajes públicos. El primero de ellos, contra Harfuch, en uno de los barrios más exclusivos de la capital y a plena luz del día, cuando unos vehículos iniciaron una balacera de poco más de cuatro minutos en la que perdieron la vida dos de los escoltas y una mujer que transitaba por el lugar. El objetivo principal del atentado, el jefe de policía de la capital, salió ileso. Ese mismo día, entre los detenidos identificaron a José Armando Briseño, alias Vaca. Las autoridades federales aseguraron que el sospechoso es el jefe de sicarios del CJNG y uno de los autores intelectuales del ataque a García Harfuch.

En el mismo documento se señala como prueba de la capacidad violenta del cartel el asesinato del exgobernador de Jalisco Aristóteles Sandoval en Puerto Vallarta el pasado diciembre. El político del Partido Revolucionario Institucional (PRI), de 46 años, que encabezó del Gobierno de Jalisco del 2012 al 2018, recibió varios disparos por la espalda en el baño de un restaurante mientras cenaba con unos amigos. Ese fue el segundo atentado en menos de seis meses por parte del crimen organizado contra un personaje de alto perfil en la política mexicana.

La agencia ha destacado la violencia con la que este cartel actúa. En el caso de Rivera y Gudiño, se les ha identificado por presuntamente haber asistido materialmente o brindado apoyo financiero o tecnológico al cartel. “Llevan a cabo ataques violentos contra rivales y funcionarios gubernamentales que, en última instancia, benefician el control territorial y las actividades de tráfico de drogas del CJNG”, ha puntualizado la OFAC.

El CJGN es el cartel más poderoso del país. Jalisco, el Estado que lleva en su nombre, vive bajo la incesable lluvia de asesinatos, balaceras y amenazas, fruto de las luchas de poder y control de la organización en el territorio. Su líder, Nemesio Oseguera Cervantes, El Mencho, se ha convertido en uno de los delincuentes más buscados por la DEA. Desde Guadalajara, la capital de Jalisco, ha extendido sus tentáculos para hacerse con el control del crimen organizado en México y las rutas del narcotráfico hacia EE UU.

El agente especial a cargo de la DEA en Los Ángeles, Bill Bodner, ha recordado que la organización tiene una presencia significativa tras la frontera norte de México y los responsabiliza de la distribución de la mayoría de las drogas letales en EE UU. “Las acciones tomadas ejemplifican nuestro compromiso inquebrantable de destruir las organizaciones criminales que ponen en peligro la seguridad pública”, ha sentenciado. La directora de la OFAC, Andrea M. Gacki, ha señalado que el cartel es uno de los principales contribuyentes a las drogas ilícitas, incluido el fentanilo, cuyo consumo se expande por EE UU. “La acción de hoy es un recordatorio de que el Tesoro continuará sancionando a quienes brinden apoyo al CJNG, ya sea que esa persona sea un actor violento o un empresario cómplice”, ha asegurado.

Suscríbase aquía la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Fuente: https://elpais.com/mexico/2021-04-07/washington-vincula-al-cartel-jalisco-al-atentado-contra-harfuch-y-al-asesinato-de-aristoteles-sandoval.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *