En días recientes diversos actores políticos han criticado fuertemente al INE.

GUSTAVO LÓPEZ MONTIEL / RED FORBES

En días recientes diversos actores políticos han criticado fuertemente al INE, debido a decisiones por parte de su consejo general que no les han dejado satisfechos al grado de plantear la revisión e incluso juicio político de quienes integran a dicho órgano electoral, hasta aquellas planteadas por uno de los empresarios más ricos e influyentes en este sexenio actual.

Video Recomendado

Si bien el, antiguo IFE y ahora, INE ha sido uno de los órganos fundamentales para el desarrollo y consolidación de la democracia mexicana, es importante revisar su configuración, pues a lo largo de los años con las reformas realizadas al espacio electoral, ha adquirido un conjunto de atribuciones que han generado una estructura burocrática y pesada, con la que tiene que resolver condiciones del día a día en el espacio político-electoral.

Debido a la forma en que se generaron condiciones para que tuviéramos elecciones limpias y libres, la manera en que se generó la estructura del entonces IFE, replicó a la comisión electoral del pasado, que era un órgano técnico que organizaba la elección, pero al mismo tiempo tenía una estructura política donde se tomaban decisiones y que por su configuración aseguraba la participación de las fuerzas políticas existentes, pero también la capacidad del gobierno y el PRI por mantener el control sobre las decisiones que se tomaban.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

Esta dualidad se mantuvo con una estructura política de toma de decisiones sobre aspectos fundamentales de la elección, en la que participan diversos actores políticos, en conjunto con una dimensión técnica donde se han formado y participan profesionales con especialidad en diversas partes sustantivas de la organización del proceso electoral. Ambos elementos complementados o mediados, por una junta general ejecutiva que es una especie de junta de administración de la organización en su conjunto.

Si bien la experiencia acumulada en la organización de las elecciones, así como los mecanismos de control y profesionalización del servicio profesional electoral garantizan la pulcritud de la organización electoral, la otra dimensión del INE es fundamentalmente política y ejerce presión sobre las condiciones técnicas de la elección.

Esa dimensión política buscaba generar legitimidad en los procesos de toma de decisiones en la organización electoral, al incorporar a los partidos y otros actores junto con personas que tenían derecho a voz y voto. Bajo una posición de ciudadanas y ciudadanos primero y como parte del servicio público electoral después, estas personas son electas por los partidos en el congreso para formar parte de este consejo, lo que de origen genera reclamos, a pesar de los esquemas de imparcialidad en la toma de decisiones.

Sigue la información sobre los negocios y la actualidad en Forbes México

Si bien esta primera etapa en la configuración de un esquema democrático en México ha incluido al INE como lo conocemos hasta ahora, tal vez la presencia de esa dimensión política genera mucha presión sobre la parte sustantiva de su trabajo que descansa en la estructura que se despliega a lo largo del país y que implica una gran cantidad de recursos humanos, técnicos, etc.

Dar paso a un modelo distinto de las estructuras electorales, implicaría reimaginar la forma en que podemos dar un segundo aire a nuestra democracia, antes de que siga incrementando el número de personas que cederían libertades a cambio de un gobierno eficiente, aún cuando ese gobierno pueda ser autoritario y antes de que las opiniones planteadas en contra del INE si puedan generar una idea de que las instituciones democráticas no sirven.

De esta forma, pensar en un modelo donde haya una estructura que organice elecciones con la experiencia y capacidades técnicas y tecnológicas acumuladas, pero separada de esa dimensión política que si bien es relevante como espacio de negociación y generación de legitimidad, no implique un costo mayor ni un impacto en la credibilidad que la dimensión técnica ha construido a lo largo de los años y las elecciones que ha organizado.

Suscríbete a Forbes México

Contacto:

LinkedIn: Gustavo Lopez Montiel

Twitter: @aglopezm

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

Fuente: https://www.forbes.com.mx/red-forbes-el-instituto-nacional-electoral-a-debate/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *