Sin solidaridad social no hay manera de que todos se queden en casa
2020-04-02
Sin solidaridad social no hay manera de que todos se queden en casa
Sin solidaridad social
no hay manera de que todos
se queden en casa
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Por Fernando Manzanilla Prieto*
 
 
 
 
Ante el avance del coronavirus, la recomendación de los expertos de la Organización Mundial de la Salud es quedarse en casa. Pero, ¿cómo hacemos para financiar la cuarentena de las familias que viven al día? ¿Cómo protegemos a los trabajadores que laboran en el sector de la construcción? ¿Qué hacemos con las familias que viven en condiciones de pobreza? ¿Qué hacemos con los 25 millones que no tiene agua o luz en sus casas? ¿Qué hacemos con los trabajadores del sector salud, que no cuentan con el equipo y los apoyos médicos necesarios para protegerse mientras desempeñan su labor? ¿Cómo le hacemos para mantener sana distancia en un transporte público repleto?
 
Para lograr un verdadero distanciamiento social, las autoridades han ordenado la reducción de actividades y la movilidad de las personas al mínimo. Se ha decretado el cierre temporal de oficinas gubernamentales, dejando solo al personal esencial. Se han cerrado escuelas y universidades, así como establecimientos comerciales y centros de entretenimiento. Todo tipo de eventos multitudinarios se han pospuesto o cancelado. Y las actividades laborales se han limitado al mínimo indispensable. Aún así, se estima que el 31% de la población mexicana sigue realizando sus actividades de manera normal.
 
 
En países desarrollados hemos visto una reacción clara y decidida de los gobiernos apoyando económicamente a su población para que puedan quedarse en casa. Solo una pequeña parte de los trabajadores del sector público, manufacturero, comercial, entretenimiento, transporte, financiero e informático, han tenido que salir a trabajar por la naturaleza de sus actividades.
 
En cada uno de estos países hay ejemplos de política pública en apoyo a quienes se quedan en casa, como el congelamiento del pago de hipotecas, la suspensión de impuestos y deudas a pequeñas y medianas empresas, permisos paternales con goce de sueldo, apoyos directos a familias de desempleados, seguro de desempleo, becas-comedor para garantizar la alimentación de menores y personas de la tercera edad, apoyo a empresas que reduzcan la jornada laboral, recorte de impuestos y condonación de pago de servicios, facilidades de crédito y cheques de ayuda a ciudadanos afectados.
 
Pero a diferencia de los países ricos, en los países en vías de desarrollo y en las economías intermedias como la nuestra, estamos viviendo una historia completamente distinta. En estas sociedades, quedarse en casa es un privilegio. En general, las economías de estas naciones carecen de la fortaleza financiera necesaria para financiar una cuarentena general.
 
En México, por ejemplo, 6 de cada 10 trabajadores está en el sector informal de la economía. Por lo que, si no salen a trabajar, no tienen para comer. Este sector aporta alrededor del 22% del PIB nacional. El resto de los trabajadores labora en empresas del sector formal. En las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (99.8% de ellas) se concentra el 72% de los trabajadores formales, generando el 52% del PIB. México es la economía número 15 en el mundo.
 
Ahora pensemos en los países que están peor que nosotros. Imposible quedarse en casa. Por eso, la única forma de lograr con éxito una estrategia de distanciamiento social es a partir de la solidaridad de quienes se encuentran en una mejor posición social. Es necesario activar los resortes adecuados para generar iniciativas altruistas y actividades solidarias en nuestro entorno inmediato. Los “retos” que circulan en redes para sobrellevar la cuarentena podrían dirigirse hacia el apoyo de los sectores vulnerables de la sociedad.
 
Mientras no se tenga una vacuna, será necesario que, tanto entre países, como al interior de cada nación, se evite el contagio del virus promoviendo el contagio de la solidaridad.
 
* Diputado Federal por Puebla
 
Titulo Columnistas
Por Soleares
Jes√ɬļs Manuel Hern√ɬ°ndez Periodista Los Conejos
Jes√ɬļs Manuel Hern√ɬ°ndez
Por Soleares
Jes√ɬļs Manuel Hern√ɬ°ndez Periodista La arrogancia
Jes√ɬļs Manuel Hern√ɬ°ndez
Opinión
Carlos Figueroa Ibarra doctor en Sociolog√≠a Soci√≥logo Ram√ɬ≠rez Cu√ɬ©llar, √ā¬Ņa la izquierda o a la derecha de AMLO?
Carlos Figueroa Ibarra
Palabra de Tigre
Humberto Aguilar Coronado Político Contra las hélices o contra el progreso
Humberto Aguilar Coronado
Opinión
Fernando Manzanilla Prieto Político El futuro que viene: aprender a vivir con la pandemia
Fernando Manzanilla Prieto
Por Soleares
Jes√ɬļs Manuel Hern√ɬ°ndez Periodista Ley Barbosa
Jes√ɬļs Manuel Hern√ɬ°ndez
Palabra de Tigre
Humberto Aguilar Coronado Político El Supersubse
Humberto Aguilar Coronado
Facebook Los PeriodistasTwitter Los PeriodistsaYoutube Jesus ManuelRss Los Periodistas
Inicio Noticias Columnistas Zalacain Por Soleares Video Columna Contacto  
Logo Los Periodistas
Copyright © 2010
Desarrollado por: Estrategia 360°