El mejor txuletón del mundo
2020-01-02
El mejor txuletón del mundo

 

 

 

El mejor txuletón del mundo

 

 

 

Por Jesús Manuel Hernández

 

Madrid, España.- Ahí estaba, frente al aventurero, la primera sucursal del establecimiento precedido de 65 años de fama internacional, el primero en Tolosa, Vizcarra, calificado por los expertos como el origen de la tradición parrillera del País Vasco y poseedor del título de preparar el mejor txuletón del mundo.

El de aquí, el de Madrid apenas tiene 30 años en su haber, pero se ha convertido en un clásico.

“Julián de Tolosa” ha sobrevivido a los asadores argentinos llegados después, desde 1989 en la esquina de Cava Baja y Calle del Almendro, rodeado de íconos de la gastronomía madrileña como Casa Lucio, demandado por los expertos en carnes a la parrilla, visitado por quienes no pueden ir a Tolosa donde en 1954 Julián Rivas se convirtió, quizá sin desearlo, en el padre de las parrillas vascas.

Don Julián tenía una frutería y la combinaba a veces con la oferta de productos cárnicos y vinos.

Pero un día un amigo regresó de Argentina y le habló de la bondad de los asados argentinos, de las carnes, famosas por aquéllas épocas en España, y el protocolo para prepararlas entre amigos.

Don Julián se emocionó mucho con el tema y empezó a idear una parrilla y probar la forma de asar las carnes provistas por su amigo el carnicero Ramón Goya quien seleccionaba el producto. No les interesaba tanto la raza del vacuno, buscaban la edad, entre 6 y 7 años y las condiciones como había sido alimentado.

Ahí empezó todo. La cocina guipuzcoana tomo un nuevo rumbo el de la “txuleta” a la parrilla, luego por su tamaño llamada “txuletón”.

Luego de la fama debutó en Madrid, Zalacaín era cliente prácticamente desde 1989 y procuraba visitar la casa cuando de comer carne se trataba. Julián de Tolosa continúa guardando los secretos y la calidad de sus productos.

Para el aventurero era algo así como una tradición, como cumplir un protocolo para presentarse frente al chuletón. Primero los espárragos de Mendavia, gruesos, blancos, suculentos, protagonistas de la Cofradía del Espárrago de Navarra y en la mesa de Casa Julián por 3 euros cada uno.

Zalacaín había elegido el chuletón nacional, no el extranjero, 65 euros el kilo del español contra 55 euros del importado, un corte de vacuno puesto en la parrilla respetando las recomendaciones de Julián Rivas y conservadas por su sucesor Matías Gorrotxategi, hoy retirado; la carne se mantenía en maduración por unos 25 días antes de llegar al restaurante.

Primero se colocaba en la parrilla en la parte más lejana del fuego, don Julián encontró con esa forma la mejor opción para mantener el jugo de la carne, una vez atemperada lentamente se pasaba al fuego y ahí el chuletón o la txuleta recibía la sal de grano en abundancia y era movida sobre el fuego hasta conseguir un dorado por fuera y una carne caliente por dentro, de donde se desprendía un sabor inigualable.

La amiga de Zalacaín, escocesa de origen, acostumbrada a comer la carne al punto, sugirió el término del txuletón, pero la advertencia fue rechazada. En Julián de Tolosa el cliente no ordena el término de la carne, el punto de cocimiento no lo determina el capricho de quien lo paga sino del maestro asador, ese es el término del parrillero, “Maestro Asador”.

Con el chuletón apareció el complemento tradicional de la casa, los pimientos del piquillo asados en leña en un proceso también especial, tres veces cocidos sobre un plato de barro, por 14.50 euros la orden suficiente para dos personas.

Y el vino y el pan hicieron el resto de la mesa.

Llegó el camarero con un plato donde transportaba el txuletón troceado en porciones, nunca fileteado, pues esa es otra de las características de la carne, jamás se filetea pues pierde sus jugos, se seca y nunca se sirve entero pues algún atrevido puede cortar en principio la mejor parte.

Para cerrar, el queso de oveja lacha del Valle de Roncal, por 7.25 euros la orden. Otro día el aventurero regresaría por la famosa Sopa de Pescado de Fuenterrabía y las Alubias de Tolosa con morcilla de Olano de Beasaín, berzas, tocino y las no menos famosas guindillas de Ibarra.

Julián de Tolosa, sigue siendo un clásico, quizá el mejor de Madrid si de carnes a la parrilla se trata.

elrincondezalacain@gmail.com

YouTube: El Rincón de Zalacaín

 

 

 

 

 
Titulo Columnistas
El Rincón de Zalacaín
Jesús Manuel Hernández periodista Old School Funny
Jesús Manuel Hernández
A ras de suelo
Consejo Ciudadano de Seguridad y Justicia Ciudadanos interesados en la seguridad y la justicia en Puebla Recuperar espacios seguros, necesidad vital
Consejo Ciudadano de Seguridad y Justicia
La Moviola
Noé Ixbalanqué Bautista Martínez Comunicólogo, acdémico, comentarista Perdida: sexo y poder
Noé Ixbalanqué Bautista Martínez
Palabra de Tigre
Humberto Aguilar Coronado Político Operativo “Mochila Segura”
Humberto Aguilar Coronado
Por Soleares
Jesús Manuel Hernández Periodista Salud politizada
Jesús Manuel Hernández
Por Soleares
Jesús Manuel Hernández Periodista La Buap ¿despertará?
Jesús Manuel Hernández
A ras de suelo
Consejo Ciudadano de Seguridad y Justicia Ciudadanos interesados en la seguridad y la justicia en Puebla Sobre Apps y seguridad para mujeres
Consejo Ciudadano de Seguridad y Justicia
La Moviola
Noé Ixbalanqué Bautista Martínez Comunicólogo, acdémico, comentarista El faro: desquiciante
Noé Ixbalanqué Bautista Martínez
Por Soleares
Jesús Manuel Hernández Periodista No privatizar el espacio
Jesús Manuel Hernández
Palabra de Tigre
Humberto Aguilar Coronado Político Que no les espante la crítica
Humberto Aguilar Coronado
Opinión
Carlos Figueroa Ibarra doctor en Sociología Sociólogo Monreal
Carlos Figueroa Ibarra
Por Soleares
Jesús Manuel Hernández Periodista 2020, definiciones
Jesús Manuel Hernández
Facebook Los PeriodistasTwitter Los PeriodistsaYoutube Jesus ManuelRss Los Periodistas
Inicio Noticias Columnistas Zalacain Por Soleares Video Columna Contacto  
Logo Los Periodistas
Copyright © 2010
Desarrollado por: Estrategia 360°