¡Perdona… pero no olvides, ese es el camino!
2019-11-25
¡Perdona… pero no olvides, ese es el camino!

¡Perdona… pero no olvides,

ese es el camino!

 

Solamente aquellos espíritus verdaderamente valerosos saben la manera de perdonar.

Un ser vil no perdona nunca porque no está en su naturaleza

Laurence Sterne

 

 

 

 

Por Ana Laura Tello Barrios

 

Según la Real Academia de la Lengua Española, en sus definiciones acerca de “perdonar”, las menciona de la siguiente manera:

1. tr. Dicho de quien ha sido perjudicado por ello: Remitir la deuda, ofensa, falta, delito u otra cosa.

2. tr. Exceptuar a alguien de lo que comúnmente se hace con todos, o eximirlo de la obligación que tiene.

3. tr. Renunciar a algo o privarse de ello. No perdonar ocasión de lucirse. No perdonar un baile.

4. tr. Renunciar a un derecho, goce o disfrute.

El común denominador y conductor es; el daño ocasionado por alguien, así como el tema de la renuncia, pero ¿a que se renuncia?

 

Cuando perdonamos renunciamos, por lo menos en esa situación o con esa persona, a una creencia o a algún valor que tengamos para, como se dice coloquialmente, “hacernos de la vista gorda” o simplemente pensar que no sucedió ese “algo” para seguir viviendo con más tranquilidad.

 

Si bien, el perdonar es un ejercicio que va en contra de cualquier proceso mental lógico, es un hecho que al dejar de hacerlo nos sumergimos en un mundo de cadenas que nos aprisionan al pasado y al sufrimiento, ya que no avanzamos al seguir emanando sangre por la herida que nos ocasionó ese daño.

 

Cuando perdonamos, quien interviene y guía nuestras acciones no es el pensamiento racional, lo hacemos a partir del mundo emocional del cual estamos dotados de manera primordial. Cuando perdonamos el demonio de las emociones se convierte en un ángel de sanación (por mencionarlo en el mismo tenor) que nos quita cargas muy pesadas.

 

Perdonar es un ejercicio humano extremadamente complicado, pero altamete gratificante. Sin embargo, el perdonar, aunque tiene efectos extremadamente benéficos para el ser humano, es un hecho que tiene secuelas implícitas que funcionan como especie de vacuna, y a este medicamento vamos a llamarle “el NO olvido”.

 

Perdonar y olvidar nos hace personas patológicas, por naturaleza, cuando algo nos duele, o nos lastima, tiene efectos en el cerebro y en la memoria importantes, los cuales se convertirán en recursos que nos protegerán de recibir nuevamente el mismo daño o otros más grandes que nos pongan en riesgo, así que cuando perdonamos inmediatamente almacenamos esa información de dolor que nos funcionará como prevención.

 

Ojo!!, no se trata de estar como pericos pregonando, “perdono pero no olvido” eh!!! En este caso, el verdadero perdón no cumplió su función. Cuando perdonamos simplemente asumimos aquello a lo que renunciamos, pero también nos fortalecemos ante lo que en el futuro pudiera presentarse. Es decir, aprendimos la verdadera lección que es; hacernos más fuertes y con mejores herramientas de vida.

 

Que bueno que no olvidemos, si así lo hiciéramos, viviríamos en un riesgo constante, así que te sugiero como conclusión, perdonar y transformarte a partir de todo lo que consigo lleve esta acción, pero es muy importante asumir también que el olvido esta fuera de tus parámetros a elegir.

 

Te recuerdo que; finalmente deseo que poco a poco vayamos recobrando a aquella persona que en la infancia no dejaba de soñar e imaginar mundos grandiosos para presentarla con aquella que seguramente está esperando inquieta hacerlos realidad.

 


 

 
Titulo Columnistas
Opinión
Carlos Figueroa Ibarra doctor en Sociología Sociólogo Pureza política e ideológica y persecución en Morena
Carlos Figueroa Ibarra
Por Soleares
Jesús Manuel Hernández Periodista Cárdenas cuestiona a Amlo
Jesús Manuel Hernández
El Rincón de Zalacaín
Jesús Manuel Hernández periodista “Ser un hombre de tapas”
Jesús Manuel Hernández
A ras de suelo
Consejo Ciudadano de Seguridad y Justicia Ciudadanos interesados en la seguridad y la justicia en Puebla La violencia contra la mujer en cifras del 911
Consejo Ciudadano de Seguridad y Justicia
La Moviola
Noé Ixbalanqué Bautista Martínez Comunicólogo, acdémico, comentarista El irlandés: un uróboro
Noé Ixbalanqué Bautista Martínez
Palabra de Tigre
Humberto Aguilar Coronado Político Monumentos dañados o demandas no resueltas
Humberto Aguilar Coronado
Opinión
Carlos Figueroa Ibarra doctor en Sociología Sociólogo AMLO, su primer año de gobierno
Carlos Figueroa Ibarra
Sin Límites
Raúl Torres Salmerón Abogado La industria militar en Oriental
Raúl Torres Salmerón
Por Soleares
Jesús Manuel Hernández Periodista ¿Más luces que sombras?
Jesús Manuel Hernández
Sin Límites
Raúl Torres Salmerón Abogado MMF: no al PRI y la alcaldía.
Raúl Torres Salmerón
Opinión
Carlos Figueroa Ibarra doctor en Sociología Sociólogo La verdad sobre el eventual Doctorado Honoris Causa de la BUAP para Evo
Carlos Figueroa Ibarra
El Rincón de Zalacaín
Jesús Manuel Hernández periodista Cocina honrada
Jesús Manuel Hernández
Facebook Los PeriodistasTwitter Los PeriodistsaYoutube Jesus ManuelRss Los Periodistas
Inicio Noticias Columnistas Zalacain Por Soleares Video Columna Contacto  
Logo Los Periodistas
Copyright © 2010
Desarrollado por: Estrategia 360°