La culpa y cómo utilizarla a nuestro favor
2019-10-30
La culpa y cómo utilizarla a nuestro favor

La culpa y cómo utilizarla a nuestro favor

 

 

"La espada de la divina justicia no hiere prematura ni tardíamente,

aunque una u otra cosa parezca a los que la deseen o la temen"

Dante Alighieri
 

 

 

 

 

 

Por Ana Laura tello Barrios

 

 

 

El tema de la justicia es un concepto que ha taladrado a la inmensidad de la humanidad, ya sea de manera emocional o racional, y generalmente tomamos conciencia de ella cuando estamos irónicamente pasando por un proceso que creemos que es injusto.

 

Para los griegos por ejemplo, este se convirtió en un ideal que pretendieron alcanzar,  en ese largo camino erigieron mucho de su trabajo. Partiendo de ahí acerquémonos a una definición del término:

 

“Aquel principio moral que inclina a obrar y juzgar respetando la verdad y dando a cada uno lo que le corresponde”, la Justicia es pues, un principio ineludible que debería regir nuestras acciones y devenir por consiguiente en la sociedad.

 

Cuando agregamos a la palabra justicia el término “divina” pretendemos que alguien superior sea quien de manera imparcial tome partido por alguna de las partes y ajuste las cuentas que se generaron pero ¿por qué pretender que alguien no material realice este trabajo que tendríamos que realizar los humanos?

 

Como todos sabemos gracias a la experiencia que ofrece la vida cotidiana la justicia suele ser relativa (aunque no debería de serlo) ¿cuantas veces vivimos daño, maltrato, ofensa? y aunque nos apeguemos lo más cercano posible a la moral o a la ética, nos damos cuenta de que no siempre la balanza se inclina por quien obra de la manera más higiénica objetiva o más saludablemente posible. Es ahí cuando nuestras almas gritan y piden la intervención de una “justicia divina”, pero ¿es real que existe?

Sin duda alguna, aunque de manera temprana y cercana no podamos observar o comprender, es real que cada acción tiene una consecuencia generada con la misma inercia con la que fue creada. Cuando actúas por ignorancia, por ejemplo, obtendrás un aprendizaje que te haga aprender con la fuerza que requieras asimilar lo que tengas que asimilar, no es castigo es consecuencia.

 

Quien te ha dañado, simplemente ha disparado una bala que rebotará sin duda hacia esta misma fuerza que la emitió y cuando dos fuerzas se topan de frente, explotan. En lo personal, he tenido la gran fortuna de conocer innumerables historias de vida reales y he podido ver que las consecuencias de lo que otras personas han vivido existen, cobran vida y se manifiestan, muchas veces como monstruos que los devoran, aunque en apariencia se vea lo contrario, y en otras ocasiones he visto recobrar la paz de quienes se les ha quedado a deber.

 

Aferrarte a querer una justicia inmediata te hace perder el tiempo y el foco, te sugiero que sueltes, que entregues esa necesidad de ser compensada a la vida, porque ella no pierde las cuentas, ajusta en tiempo y espacio perfectos.

 

Te recuerdo, que:  finalmente  deseo que poco a poco vayamos recobrando a aquella persona que en la infancia no dejaba de soñar e imaginar mundos grandiosos para presentarla con aquella que seguramente está esperando inquieta hacerlos realidad.

 

 

 

 
Titulo Columnistas
De la piel al alma
Ana Laura Tello Barrios Comunicologa y filósofa Acerca de la traición humana
Ana Laura Tello Barrios
La Moviola
Noé Ixbalanqué Bautista Martínez Comunicólogo, acdémico, comentarista Día de muertos: sin buena ánima
Noé Ixbalanqué Bautista Martínez
Palabra de Tigre
Humberto Aguilar Coronado Político La trivialización de la política
Humberto Aguilar Coronado
Palabra de Tigre
Humberto Aguilar Coronado Político Las amenazas de Yeidckol
Humberto Aguilar Coronado
De la piel al alma
Ana Laura Tello Barrios Comunicologa y filósofa La culpa y cómo utilizarla a nuestro favor
Ana Laura Tello Barrios
El Rincón de Zalacaín
Jesús Manuel Hernández periodista La masificación del huaxmole
Jesús Manuel Hernández
La Moviola
Noé Ixbalanqué Bautista Martínez Comunicólogo, acdémico, comentarista El Camino: su última frontera
Noé Ixbalanqué Bautista Martínez
Palabra de Tigre
Humberto Aguilar Coronado Político Culiacán, 6 días después
Humberto Aguilar Coronado
Opinión
Carlos Figueroa Ibarra doctor en Sociología Sociólogo Morena, a grandes males, grandes remedios
Carlos Figueroa Ibarra
Facebook Los PeriodistasTwitter Los PeriodistsaYoutube Jesus ManuelRss Los Periodistas
Inicio Noticias Columnistas Zalacain Por Soleares Video Columna Contacto  
Logo Los Periodistas
Copyright © 2010
Desarrollado por: Estrategia 360°