En el corazón de la hipocresía
2019-10-17
En el corazón de la hipocresía

En el corazón

de la hipocresía 

 

 

 

 

Por Humberto Aguilar Coronado

 

La hipocresía la define la Real Academia de la Lengua como el fingimiento de cualidades o sentimientos contrarios a los que verdaderamente se tienen o se experimentan.

Lo saco a colación, por la expresión utilizada por el Gobernador del Estado Luis Miguel Gerónimo Barbosa Huerta, cuando respondió a varios actores políticos, locales y nacionales, que le exigían una disculpa pública o que se retractara de sus expresiones hechas en el Municipio de Huejotzingo.

Recuerdo aquí esas primeras expresiones para ilustrar mejor: “yo gané la elección, me la robaron….. pero los castigó Dios”, en alusión clara y directa a los resultados de la elección ordinaria del 2018, en donde al final, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación le reconoció el triunfo a Martha Erika Alonso y a los lamentables acontecimientos de diciembre del mismo año, en el que perdieron la vida 5 seres humanos.

Esta parte de su discurso provocó indignación en unos, sorpresa en otros y la oportunidad de señalar públicamente de insensible al gobernador, de otros tantos.

Ante la fuerte exigencia de la disculpa pública o de la retractación de su dicho, el propio Gobernador contestaría algunos días después lo siguiente: “se trató de una expresión popular que impactó en el corazón de la hipocresía de ultra derecha” y al más puro estilo del Presidente López Obrador, dirigió la acusación a dos expresidentes, Calderón y Fox, acusándolos de rateros.

Curiosamente se le olvidó Enrique Peña Nieto, el Presidente que más escándalos de corrupción presentó durante su gestión, sin hablar de los comentarios generados ahora en su vida social como expresidente. ¿Olvido? ¿O quiso pegar en “el corazón de la hipocresía de sus partidarios?

Por otra parte, y de la misma manera que el Presidente López Obrador, el Gobernador encasilla en la “ultra derecha” a todos aquellos que se manifestaron de diferente manera contra sus expresiones iniciales. En la casilla de la ultra derecha puso a periodistas, miembros de partidos políticos y ciudadanos que por una u otra razón, no coincidieron con su declaración y se manifestaron de diferente manera.

En lo personal, con mi actuación durante mas de 30 años en la vida pública, he demostrado que no soy de ultra derecha, aunque muchos lo consideren así por pertenecer, por cierto con mucho orgullo, al Partido Acción Nacional.

Yo manifesté mi opinión sobre el particular y en su momento expresé públicamente que “era una expresión desafortunada, que Dios no castiga así y que había sido producto de un accidente o de la maldad humana, al tiempo de pedirle al Gobernador que informara las conclusiones del informe que estaban preparando seres humanos”.

Al final, el que no ofreciera una disculpa pública por esas declaraciones no me parece tan grave, lo grave en un futuro sería, que al mas puro estilo del actual gobierno, su sucesor ofreciera una disculpa pública por esas declaraciones.

El que no se retractara de sus expresiones, no me parece grave, lo grave sería que otros consideraran en un futuro cercano, que Dios lo castigó por ese tipo de expresiones.

Lo que a mi me parece que debió haber hecho como autoridad principal en el Estado de Puebla, es matizar, es decir, graduar sus expresiones conceptuales y rectificar un poco para no seguir polarizando a la sociedad poblana para así, hacer efectivo su dicho de que busca la reconciliación de los poblanos.

Eso lo hubiera hecho ver como un hombre de estado y no como alguien que se encuentra anclado en el pasado, sin superar lo que ya debería estar superado, vamos, esos adversarios ya no están.

El insistir en pegar en “el corazón de la hipocresía”, no parece ser el camino adecuado a seguir y mucho menos, en una sociedad como la nuestra.

 

*Es analista político. Maestro en Negociación y Resolución de Conflictos por la Universidad Carlos III de Madrid, España.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
Titulo Columnistas
De la piel al alma
Ana Laura Tello Barrios Comunicologa y filósofa Acerca de la traición humana
Ana Laura Tello Barrios
La Moviola
Noé Ixbalanqué Bautista Martínez Comunicólogo, acdémico, comentarista Día de muertos: sin buena ánima
Noé Ixbalanqué Bautista Martínez
Palabra de Tigre
Humberto Aguilar Coronado Político La trivialización de la política
Humberto Aguilar Coronado
Palabra de Tigre
Humberto Aguilar Coronado Político Las amenazas de Yeidckol
Humberto Aguilar Coronado
De la piel al alma
Ana Laura Tello Barrios Comunicologa y filósofa La culpa y cómo utilizarla a nuestro favor
Ana Laura Tello Barrios
El Rincón de Zalacaín
Jesús Manuel Hernández periodista La masificación del huaxmole
Jesús Manuel Hernández
La Moviola
Noé Ixbalanqué Bautista Martínez Comunicólogo, acdémico, comentarista El Camino: su última frontera
Noé Ixbalanqué Bautista Martínez
Palabra de Tigre
Humberto Aguilar Coronado Político Culiacán, 6 días después
Humberto Aguilar Coronado
Opinión
Carlos Figueroa Ibarra doctor en Sociología Sociólogo Morena, a grandes males, grandes remedios
Carlos Figueroa Ibarra
Facebook Los PeriodistasTwitter Los PeriodistsaYoutube Jesus ManuelRss Los Periodistas
Inicio Noticias Columnistas Zalacain Por Soleares Video Columna Contacto  
Logo Los Periodistas
Copyright © 2010
Desarrollado por: Estrategia 360°