Anna: la obsesión tiene un nombre
2019-10-03
Anna: la obsesión tiene un nombre

 

 

 

Anna:

la obsesión tiene un nombre

 

 

 

Por Noé Ixbalanqué Bautista

 

 

Cuando un elemento se repite una y otra vez en la obra de un creador cinematográfico, sus dimensiones simbólicas y expresivas comienzan a perderse para dar paso a una obsesión. Esto parece estar sucediendo desde hace algún tiempo con el cine de Luc Besson y que se puede apreciar en su nuevo trabajo Anna: el peligro tiene nombre (Anna, Francia/EU, 2019) que usa como pretexto la guerra fría para repetir su obsesión: la asesina belleza de la mujer.

Besson nos narra la historia de la hermosa soviética Anna (Sasha Luss) que entre 1985 y 1990 trabaja para la KGB como desesperado recurso para liberarse de la vida sin futuro que lleva al lado de un patán insignificante, violento y criminal. Su inteligencia, la gran habilidad adquirida en la milicia rusa, su increíble belleza y las enseñanzas de su tutora y jefa (Hellen Mirren en una gran actuación) la llevará a ascender rápidamente dentro de la KGB y a llamar la atención de la CIA. Infiltrada como top model en una agencia francesa, Anna buscará eliminar los objetivos que la KGB le ha encargado, burlar a la CIA y su objetivo más preciado: su libertad.

El notable director francés Luc Besson, que irrumpiera con fuerza en 1990 la narrativa apoderada por Hollywood con un gran personaje en Nikita (Francia/Italia), se resiste a abandonar a este personaje, o tal vez el personaje se resiste a abandonarlo a él. Variaciones de tal personaje le ayudaron a consolidar su cine, como lo podemos apreciar en El profesional (León, Francia, 1994), El quinto elemento (The Fifth Element, Francia, 1997) o Angel-A (Francia, 2005) con las que reflexiona la naturaleza humana y el ser. Sin embargo parece que Besson ha agotado tal reflexión y ha preferido regresar al personaje original para mostrarle en contextos de violencia y espionaje, sin mayor objetivo que la violencia y espionaje mismo.

Mujeres cuya complexión es propia de modelos profesionales, con cabello lacio corto, con bellos rostros inocentes, una gran inteligencia y sagacidad así como rasgos étnicos caucásicos son la constante en los personajes protagónicos de la obra cinematográfica de Besson, son sus protagonistas eternas… son su obsesión. Al inicio, en la década de los noventa, en los albores del empoderamiento femenino en la vida social cotidiana, su personaje fue vanguardista y se erigió como un paradigma, sin embargo el cine comercial especialmente, ha incorporado a la figura femenina en roles que antes eran designados para personajes masculinos. Así que la misma tendencia provocada por el feminismo instalado en la vida social y cultural de la cotidianidad de la sociedad del siglo XXI ya ha superado al personaje de Besson.

En Anna, Besson busca la libertad para su personaje y usa a la guerra fría, especialmente la existente entre las inteligencias soviéticas y la norteamericana, entre la KGB y la CIA, dejando en mal a la sobrevalorada y soberbia agencia gringa, para con ello declarar que ambos polos ideológicos de todas formas aprisionan al sujeto. Así que Anna, a diferencia de Nikita, pero al igual que Matilda o Leeloo ahora es libre. La cuestión ahora es cuando Luc Besson se librará de su personaje y encarará otras historias en otros contextos y con otros personajes. ¿Estará dispuesto a salir de la prisión en que lo puso su propio personaje? Dicho en otras palabras, la obsesión tiene un nombre: Luc Besson.

 

 
Titulo Columnistas
Por Soleares
Jesús Manuel Hernández Periodista Culiacán, parteaguas
Jesús Manuel Hernández
Sin Límites
Raúl Torres Salmerón Abogado Barbosa rescata tradiciones poblanas
Raúl Torres Salmerón
El Rincón de Zalacaín
Jesús Manuel Hernández periodista El Huaxmole de la abuela
Jesús Manuel Hernández
Palabra de Tigre
Humberto Aguilar Coronado Político En el corazón de la hipocresía
Humberto Aguilar Coronado
La Moviola
Noé Ixbalanqué Bautista Martínez Comunicólogo, acdémico, comentarista Proyecto Géminis: clon cinematográfico
Noé Ixbalanqué Bautista Martínez
Sin Límites
Raúl Torres Salmerón Abogado El Che Guevara y su relación con Puebla
Raúl Torres Salmerón
Por Soleares
Jesús Manuel Hernández Periodista RMV autoritario y pragmático
Jesús Manuel Hernández
De la piel al alma
Ana Laura Tello Barrios Comunicologa y filósofa La Puebla del Viejo Oeste
Ana Laura Tello Barrios
La Moviola
Noé Ixbalanqué Bautista Martínez Comunicólogo, acdémico, comentarista Joker: así es la vida
Noé Ixbalanqué Bautista Martínez
Opinión
Fernando Manzanilla Prieto Político México necesita un nuevo contrato social
Fernando Manzanilla Prieto
Por Soleares
Jesús Manuel Hernández Periodista Transportistas de Puebla
Jesús Manuel Hernández
Opinión
Carlos Figueroa Ibarra doctor en Sociología Sociólogo La feroz lucha interna en Morena y Yeidckol Polenvsky
Carlos Figueroa Ibarra
Facebook Los PeriodistasTwitter Los PeriodistsaYoutube Jesus ManuelRss Los Periodistas
Inicio Noticias Columnistas Zalacain Por Soleares Video Columna Contacto  
Logo Los Periodistas
Copyright © 2010
Desarrollado por: Estrategia 360°