Aunque usted no lo crea, el corazón se enferma por amor
2019-07-22
Aunque usted no lo crea, el corazón se enferma por amor

Aunque usted no lo crea,

el corazón se enferma por amor

 

 

 

  • Las causas: perder un ser querido, el amor, el desamor y el estrés físico constante.

 

 

 

Por Raúl Torres Salmerón

 

 

Aunque usted no lo crea, aquellas penas que sufre el ser humano, como la ruptura amorosa, llega a desencadenar Síndrome del Corazón Roto, informa Beatriz Villegas González, Jefa de Cardioneumología y Cirugía Cardiovascular del Hospital de Alta Especialidad San José del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Claro que también afecta la pérdida de un ser querido, el amor y el desamor y obviamente el estrés físico constante, pues se puede romper literalmente el corazón y combinado con excesos como alcoholismo, tabaquismo, consumo de sustancias tóxicas, falta de ejercicio y vida sedentaria,

Estas son las apreciaciones de la doctora Villegas González:

-El IMSS ha tratado con éxito 5 pacientes, la mayoría mujeres con este padecimiento

-Los síntomas son muy similares a un infarto, como dolor en la región izquierda del tórax, sensación de falta de aire, palidez de los tejidos y presión en el pecho.

-El equipo de División en Cardioneumología y Cirugía Cardiovascular del nosocomio trató con éxito a cinco pacientes la mayoría mujeres con Síndrome de Corazón Roto o cardiomiopatía de TakoTsubo, enfermedad que dilata y adelgaza el corazón asociado a una perdida emocional, personal, sobrecarga de estrés y fatiga.

-La causa de mortalidad en el mundo por enfermedades cardiovasculares es de 7.5 millones de personas a nivel mundial y el tres por ciento corresponde al Síndrome de Corazón Roto.

-En el Hospital de San José se ha presentado sólo el 1.5 por ciento en relación al número de casos cardiovasculares ya que la patología de este síndrome es parecida a un infarto.

-A través de distintas investigaciones este padecimiento tiene una mortalidad significativa entre cinco y ocho por ciento, a su vez estos pacientes han sobrevivido con cuidados especializados y han podido restablecer su vida cotidiana.

-El descontrol de las emociones combinadas con tabaquismo, estrés, alcoholismo, uso de sustancias tóxicas, la falta de ejercicio y la vida sedentaria, desencadenan el Síndrome de Corazón Roto y las enfermedades cardiovasculares en general.

-Los síntomas son muy  similares a un infarto, como dolor en la región izquierda del tórax, sensación de falta de aire, palidez de los tejidos, presión en el pecho, alteraciones en un electro que se deben de observar, arritmias cardíacas y el choque.

-El Síndrome de Corazón Roto o TakoTsubo como también es conocido, presenta señales similares a un infarto, sin embargo no hay una obstrucción en las arterias coronarias, en el infarto hay una pérdida de la función del corazón permanente, en el caso del corazón roto es temporal.

-Recibe ese nombre porque el corazón va tomando la forma de una vasija japonesa llamada TakoTsubo, recipiente que utilizaban los japoneses para pescar pulpos. En este caso el corazón en la parte de la punta se va adelgazando y en una parte colateral se hace un abombamiento.

-Esta dilatación se traduce como falta de aporte sanguíneo al organismo, ya que el corazón es una bomba que aporta sangre oxigenada, al perder esa función de bombeo hay una repercusión en todo el organismo y se puede manifestar en la presión arterial, oxigenación del cerebro, entre otras, dependiendo de la zona afacetada del corazón.

Así las cosas, tenga usted cuidado cuando haya mucho amor o empiece el desamor, o las rupturas amorosas. Los poetas, los compositores y los escritores y los políticos siempre tuvieron la razón.

En fin, como escribió Jesús Monge Ramírez (México, 1910-1964) su canción Pobre Corazón:

Corazón, tú dirás lo que hacemos,

lo que resolvemos,

nomás quiero que marques el paso,

que no le hagas caso

si la ves llorar.

 

Que no te oiga que lates tan fuerte,

no sea que con suerte

vaya a creer que le andamos rogando,

que andamos buscando volver a empezar.

 

¡Ay! corazón,

más vale así,

nomás no te sobresaltes,

que si me fallas, pos ya perdí.

 

raultorress@hotmail.com

 

 

 
Titulo Columnistas
Sin Límites
Raúl Torres Salmerón Abogado El nuevo régimen y su forma de gobernar
Raúl Torres Salmerón
El Rincón de Zalacaín
Jesús Manuel Hernández periodista Una ensalada de carne
Jesús Manuel Hernández
La Moviola
Noé Ixbalanqué Bautista Martínez Comunicólogo, acdémico, comentarista Mentada de padre: mentada perfectamente olvidable
Noé Ixbalanqué Bautista Martínez
Opinión
Fernando Manzanilla Prieto Político Nuestra cultura entre más diversa, más valiosa
Fernando Manzanilla Prieto
Por Soleares
Jesús Manuel Hernández Periodista Corrupción en la tablita
Jesús Manuel Hernández
Por Soleares
Jesús Manuel Hernández Periodista Lo que viene
Jesús Manuel Hernández
De la piel al alma
Ana Laura Tello Barrios Comunicologa y filósofa Discursos aprendidos, guiones torcidos
Ana Laura Tello Barrios
Sin Límites
Raúl Torres Salmerón Abogado El PAN vive un proceso de mestizaje: Fraile
Raúl Torres Salmerón
El Rincón de Zalacaín
Jesús Manuel Hernández periodista Pico de Gallo
Jesús Manuel Hernández
La Moviola
Noé Ixbalanqué Bautista Martínez Comunicólogo, acdémico, comentarista Rápidos y furiosos: Cada quien con su cada cual
Noé Ixbalanqué Bautista Martínez
Palabra de Tigre
Humberto Aguilar Coronado Político No saben que no saben
Humberto Aguilar Coronado
Por Soleares
Jesús Manuel Hernández Periodista La estafa en Puebla
Jesús Manuel Hernández
Sin Límites
Raúl Torres Salmerón Abogado Devocionario para rezarle a San Miguel
Raúl Torres Salmerón
Opinión
Carlos Figueroa Ibarra doctor en Sociología Sociólogo Barbosa en el plantón estudiantil
Carlos Figueroa Ibarra
Facebook Los PeriodistasTwitter Los PeriodistsaYoutube Jesus ManuelRss Los Periodistas
Inicio Noticias Columnistas Zalacain Por Soleares Video Columna Contacto  
Logo Los Periodistas
Copyright © 2010
Desarrollado por: Estrategia 360°