Los de aquí y los de allá
2019-03-24
Los de aquí y los de allá

Los de aquí y los de allá

 

 

 

 

 

 

 

Por Dra. Ana Luisa Oropeza Barbosa

 

 

México es un país polarizado, un territorio lleno de tintes, de claroscuros, de contrastes, de leyendas y realidades que se acomodan para darle peso a los más significativos argumentos que deseen expresarse acerca de él. Nada sencillo. Dependiendo del México que se quiera hablar, cambian los colores, el lenguaje, las texturas, los olores y los condimentos. 

 

Estamos los de aquí y los de allá. 

 

Los de aquí, luchando todos los días por imponerse a los retos de una sociedad confundida y asustada. Una sociedad que se mantiene a la expectativa en espera de mejores condiciones para arriesgar, para crecer, para invertir, para crear. Los de allá, adormecidos entendiendo muy poco lo que pasa, sobreviviendo día a día a las condiciones en las que nacieron y de las que tienen pocas probabilidades de vencer. 

 

Los de aquí, apuestan a la educación y se preocupan por allegarse de conocimientos de vanguardia. Investigan, se movilizan, invierten, confiando en un futuro prometedor. No se conforman con lo establecido, saben que el flujo de datos e información es el capital semilla. Los de allá acuden a escuelas en donde el conocimiento se recicla en atmósferas ancestrales, en donde el sistema exige y la realidad aprieta, reduciendo a la mínima expresión la visión del futuro, pareciera que simplemente no lo hay. 

 

Las sociedades más equilibradas son las que tienden a lograr mejores estándares de vida, buscando calidad, estabilidad y satisfacción en bienes y servicios para sus habitantes. Generalmente estas condiciones se han logrado después de haber vencido grandes crisis, en las que la figura del líder ha sido pieza clave para el orden y el progreso, en la que se apostó a la suma de voluntades para crear, recrear y fortalecer estos escenarios. Se pensó en políticas a largo plazo que detonaran en el bien común y el resultado, a través de los años, gestó naciones en donde la inversión hacia sus habitantes en educación, salud, vivienda y cultura, tan solo por mencionar algunos rubros, fortaleció a ese país en su conjunto. 

 

Ahí estamos otra vez, los de aquí y los de allá. 

 

Los de aquí, añorando paz y tranquilidad al hacer uso del transporte público, los de allá con la confianza puesta en llegar a sus destinos sin ser acribillados en el camino por ideologías radicales. 

 

La polaridad social que vivimos en México, en Latinoamérica y en el mundo entero obedece a nuestra propia naturaleza. La maravilla de ser humanos y la capacidad que hemos desarrollado para imponernos y dejarnos imponer es lo que nos ha conducido al absurdo y a la excelencia. Hemos creado, destruido, arrasado, innovado, simplemente hemos sobrevivido a nosotros mismos, a nuestra especie, tan cándida como letal. 

 

Los de aquí y los de allá podemos identificarnos bien, pues hemos sido nosotros quienes hemos hecho la distinción, a los de aquí los enorgullece, a los de allá, los llena de ira. 

 

Bajo los conceptos de unidad, trabajo en equipo, responsabilidad social, bien común, justicia social, los de aquí, se abanderan con ellos, mientras que para los de allá no tienen ningún sentido. 

 

La polaridad siempre va a existir, disminuir la enorme brecha depende de cada uno de nosotros.

 Twitter: @anareyor    

 LinkedIn: Ana Luisa Oropeza   

 
Titulo Columnistas
Por Soleares
Jesús Manuel Hernández Periodista Demonios en Puebla
Jesús Manuel Hernández
La Hora Política
Carlos Flores Mancilla Periodista La delincuencia rebasa a la autoridad
Carlos Flores Mancilla
Por Soleares
Jesús Manuel Hernández Periodista Capilaridad política
Jesús Manuel Hernández
De la piel al alma
Ana Laura Tello Barrios Comunicologa y filósofa 9 detallitos que deben tener tus relaciones
Ana Laura Tello Barrios
Cuestiones Domingueras
Dra. Ana Luisa Oropeza Barbosa Abogada Igualdad y justicia
Dra. Ana Luisa Oropeza Barbosa
Análisis Estratégico
UPRESS Análisis Académico Upaep La Guardia nacional y sus mandos
UPRESS
El Rincón de Zalacaín
Jesús Manuel Hernández periodista Campoamor y el abanico
Jesús Manuel Hernández
Opinión
Carlos Figueroa Ibarra doctor en Sociología Sociólogo Armenta debe definirse
Carlos Figueroa Ibarra
La Moviola
Noé Ixbalanqué Bautista Martínez Comunicólogo, acdémico, comentarista ¡Shazam!: retorno al origen
Noé Ixbalanqué Bautista Martínez
Por Soleares
Jesús Manuel Hernández Periodista Puebla se descompone
Jesús Manuel Hernández
De la piel al alma
Ana Laura Tello Barrios Comunicologa y filósofa Apego. Soltar para la construcción de nuevos horizontes
Ana Laura Tello Barrios
Por Soleares
Jesús Manuel Hernández Periodista Recomposición de la clase política
Jesús Manuel Hernández
Facebook Los PeriodistasTwitter Los PeriodistsaYoutube Jesus ManuelRss Los Periodistas
Inicio Noticias Columnistas Zalacain Por Soleares Video Columna Contacto  
Logo Los Periodistas
Copyright © 2010
Desarrollado por: Estrategia 360°