Igualdad, irreverencia ante lo indigno
2019-03-21
Igualdad, irreverencia ante lo indigno

Igualdad,

irreverencia ante lo indigno

 

 

 

 

 

Por Ana Laura Tello Barrios 

 

 

 

Alicia por fin escapa del País de las maravillas cuando, después de crecer más de una milla de alto, ataca a los miembros de esta tan absurda corte. Por lo general no está bien atacar a los miembros de un tribunal real, pero las circunstancias de Alicia no son nada regulares. Alicia está completamente en lo correcto al embestir a esas cartas que quieren hacerle daño.

La filosofía de Alicia en el País de las Maravillas, Knepp Dennis.

 

La vida está llena de acuerdos, sin ellos, simplemente la convivencia humana sería desordenadamente imposible. Sin embargo, es una realidad que a pesar de la existencia de dichos contratos invisibles, exista sobre ellos una tela delgada, traslucida y oscura que te impide ver las letras chiquitas. En ellas seguramente hay gran parte de desventaja para una de las partes, la gran incógnita es ¿para quién?

 

Lo ideal sería que los contratos sociales ofrecieran un esquema de ganar-ganar, finalmente de eso se tratan las relaciones, alguien ofrece algo, la otra persona también, no lo mismo evidentemente, pero ambos DAN. Sin embargo, es muy común que una de las partes rompa con los acuerdos, no explícitamente sino de forma peligrosamente silenciosa.  Una parte los acata y la otra busca la manera de transgredirlos, e imponer los suyos.

 

Un contrato social, es, en palabras de Kneep Davis, un acuerdo implícito para obedecer la ley. Es implícito porque no decimos en voz alta, “prometo obedecer la ley”. Es un entredicho. Solamente lo asumimos. 

 

Sería interesante que a partir de lo anterior curioseáramos en nuestras vidas para ver qué contratos sociales están rigiendo nuestras conductas. Específicamente en tema de relaciones, y al detectarlos me encantaría que pudieras ver si hay reciprocidad en ellas. Al existir esta correspondencia podríamos hablar de que existe igualdad, punto fundamental para verdaderamente consolidar una construcción mas sólida y armoniosa del ser humano

 

¿Porque es fundamental la igualdad?, lejos de meternos en la tan manoseada frase de; hombres y mujeres somos iguales, me gustaría invitarte a asumir nuestras diferencias abismales, lo único que nos hace iguales es que ambos somos seres humanos, posterior a ello el abanico se abre entre ambas partes de manera inmensa.

 

Si ambos en su convivencia diaria, en su devenir, en su hablar y en su actuar van generando contratos sociales en donde percibes que no siempre estás perdiendo algo. En donde no sientes que estás siendo minimizada, anulada o simplemente como dice la cultura popular “no sientes que te están viendo la cara de pendeja”, van por buen camino. Contratos sociales basados en la equidad e igualdad de las partes destruyen las mañosas letras chiquitas, no hay, no existen.

 

Por otro lado ¿que sucede si descubre a estas alturas que has estado viviendo en una situación de desventaja? Si te acabas de dar cuenta de que has acatado leyes invisibles.  Simplemente te puedo asegurar que ya estás un tanto, cansada, agobiada debilitada, te invito entonces, a que en tus ratos de ocio entres en el mundo de las Maravillas en donde Alicia se permito transitar. En esta alucinante historia, en donde en el reino de la reina roja implícitamente se tienen que acatar las leyes bajo las cuales se rigen todos los personajes de lo contrario se les corta la cabeza.

 

Lo fascinante en esta parte es entender que “la idea básica de la regla de ley no se aplica en Alicia, ella no es parte de su mundo. No tiene un contrato social en el País de las maravillas. Ella no nació en el país de las maravillas; no se crio ni se educó allí. Tampoco es una inmigrante que se mudó de forma voluntaria, literalmente ¡cayó en ese país! ¿Y tu como ella, hasta qué punto estás en el mundo en donde deseabas estar y con las leyes y reglas bajo las cuales se está desarrollando esta parte de tu existencia?

 

Alicia por ejemplo tuvo tres opciones, mismas que son una posibilidad real dentro de una sociedad libre como en la que vivimos:

 

Irse

cambiar las cosas

obedecer implícita y voluntariamente

 

Alicia intenta salir con desesperación. Ella no tiene acuerdo implícito para obedecer, por lo tanto, no tiene contrato social, asi que tiene todo el derecho de usar la violencia contra la corte. Ella decidió irse, no se ajustó a los mandatos que definitivamente estaban totalmente lejos de un esquema de igualdad, le dio la espalda irreverentemente a la visión jerárquica del mundo.

 

En este momento y regresando a nuestro día a día, voy a tomarme el atrevimiento de ser repetitiva con lo siguiente:

 

 “¿Por qué obedecer o acatar acuerdos impositivos?” te invito nuevamente a que empieces a acariciar las siguientes opciones en tu vida para que posterior a la evaluación el análisis asumas y eches a andar una de ellas:

 

¡Puedes irte! 

Puedes intentar cambiar las leyes. 

O ninguna de las anteriores y simplemente obedecerlas. 

 

En el momento en el que asumes una de ellas, sea cual sea, empiezas a generar convicción en tu vida porque estás partiendo de una toma de decisiones no simplemente te estas dejando arrastrar.

 

Finalmente te deseo que poco a poco vayamos recobrando a aquella persona que en la infancia no dejaba de soñar e imaginar mundos grandiosos para presentarla con aquella que seguramente está esperando inquieta hacerlos realidad.

 

 

 
Titulo Columnistas
Por Soleares
Jes√ɬļs Manuel Hern√ɬ°ndez Periodista Demonios en Puebla
Jes√ɬļs Manuel Hern√ɬ°ndez
Por Soleares
Jes√ɬļs Manuel Hern√ɬ°ndez Periodista Capilaridad pol√ɬ≠tica
Jes√ɬļs Manuel Hern√ɬ°ndez
De la piel al alma
Ana Laura Tello Barrios Comunicologa y filósofa 9 detallitos que deben tener tus relaciones
Ana Laura Tello Barrios
Cuestiones Domingueras
Dra. Ana Luisa Oropeza Barbosa Abogada Igualdad y justicia
Dra. Ana Luisa Oropeza Barbosa
Análisis Estratégico
UPRESS Análisis Académico Upaep La Guardia nacional y sus mandos
UPRESS
El Rincón de Zalacaín
Jes√ɬļs Manuel Hern√ɬ°ndez periodista Campoamor y el abanico
Jes√ɬļs Manuel Hern√ɬ°ndez
Opinión
Carlos Figueroa Ibarra doctor en Sociología Sociólogo Armenta debe definirse
Carlos Figueroa Ibarra
La Moviola
No√© Ixbalanqu√© Bautista Mart√≠nez Comunic√≥logo, acd√©mico, comentarista √ā¬°Shazam!: retorno al origen
Noé Ixbalanqué Bautista Martínez
Por Soleares
Jes√ɬļs Manuel Hern√ɬ°ndez Periodista Puebla se descompone
Jes√ɬļs Manuel Hern√ɬ°ndez
De la piel al alma
Ana Laura Tello Barrios Comunicologa y filósofa Apego. Soltar para la construcción de nuevos horizontes
Ana Laura Tello Barrios
Por Soleares
Jes√ɬļs Manuel Hern√ɬ°ndez Periodista Recomposici√ɬ≥n de la clase pol√ɬ≠tica
Jes√ɬļs Manuel Hern√ɬ°ndez
Facebook Los PeriodistasTwitter Los PeriodistsaYoutube Jesus ManuelRss Los Periodistas
Inicio Noticias Columnistas Zalacain Por Soleares Video Columna Contacto  
Logo Los Periodistas
Copyright © 2010
Desarrollado por: Estrategia 360°