Entre la espada y la pared
2016-04-08
Entre la espada y la pared

 

 Entre la espada

y la pared

 

 

 

 

 

 

Por Carlos Flores Mancilla

 

Es cierto que no se puede escoger a la familia, pero sí formarlos con rectitud y principios claros, como: lealtad, nobleza, rectitud y agradecimiento. Todo esto en referencia a la traición política de Fernando Morales Martínez y Jesús Morales Steffanoni, hijos de los priistas, -parece que ahora ya hay titubeos-,  Melquiades y Jesús Morales Flores.

Ellos, los juniors crecieron y se formaron bajo el manto tricolor y saciaron sus necesidades con recursos económicos devengados por sus padres por su trabajo en los múltiples cargos públicos que desempeñaron, todos ellos surgidos gracias a su militancia dentro del Partido Revolucionarios Institucional.  

Ahora bien. Queda claro que los júniors no son proclives al panismo, panelismo ni a ningún otro partido que conforma la alianza “sigamos  avanzando”. Lo que pasa es que ellos están comprometidos con el inquilino de Casa Puebla y simplemente obedecen órdenes.

La verdad es que no había necesidad, que por el salario que devengan hayan quebrantado sus principios ideológicos y de paso, exhibir ante la ciudadanía poblana a sus progenitores, que quiérase o no, la sociedad poblana les guarda respeto, pero ahora su buen nombre, forjado a lo largo de muchos años, está en duda.

 Jorge Estefan Chidiac, Presidente del CDE del PRI, trató de proteger a Melquiades y Jesús Morales y denostar a sus vástagos, pero triste y lamentablemente no fue suficiente. El mensaje en entrelíneas enviado por Manlio Fabio Beltrones hacía Melquiades Morales Flores, fue claro y muchos de los asistentes a la presentación de la plataforma “Visión de Estado” de  Blanca Alcalá Ruiz, inmediatamente interpretaron que el PRI requiere de unidad y “Los Morales” no están jalando parejo.   

PRD: PARTIDO DESDIBUJADO

Con un perredismo desdibujado en la geopolítica poblana, Roxana Luna Porquillo, candidata de Agustín Basave, líder nacional del PRD, navega solitaria en un profundo y tempestuoso mar de divisiones, confusiones y traiciones, que indudablemente la llevarán a la derrota, -nunca se dijo que iba a ganar-, y de esta manera mantener al partido en la “cola” de las preferencias políticas de los poblanos.

No podía ser de otra manera. La poderosa lucha de intereses, entre perredistas convenencieros afines al morenovallismo y los jefes de las tribus perredistas, terminaron por borrar del escenario político poblano a un partido que se dice de izquierda, pero que sus dirigentes cobran con la derecha.

La presencia en Puebla de Agustín Basave, el pasado lunes 4 de abril, prácticamente pasó inadvertida. Llegó un días después del arranque de campaña de Roxana Luna para dar espaldarazo político a la candidata, ante la presión de los morenovallistas, uniformados con la casaca amarilla y de los cínicos perredistas que siempre han vivido de las prerrogativas del partido y de los cargos que han emanado del Sol Azteca el líder nacional del PRD se fue desilusionado.

El equipo de campaña de Luna Porquillo, organizaron una reunión con los propietarios de instituciones particulares de educación media y superior, para que la candidata diera a conocer su propuesta sobre la educación integral de calidad.

Convocaron a más de 54 dueños de escuelas privadas, para asistieran a una comida en el hotel restaurante boutique “La Casona María”, -por cierto con una excelente cocina-,  pero las personas convocantes solo tuvieron capacidad para convencer a 3 o 4 propietarios y una decena de modestos representantes. Tuvieron desconfianza de tomarse la foto  junto al líder nacional y la candidata del PRD y luego ser mal vistos.

Fue claro el desaire que los propietarios de instituciones educativas particulares hicieron a Agustín Basave y a Roxana Luna Porquillo. Pero no solo fue la descortesía de los académicos, sino también de los jefes de las tribus perredistas poblanas y alcaldes poblanos emanados del PRD, los cuales tal parece que ya cambiaron de chaqueta.

Vaya ni siquiera la presidenta del PRD en Puebla, Socorro Quezada estuvo presente. Esto habla de una clara división en el partido del Sol Azteca. Como pretexto, ante la escaza asistencia al evento académico, se dijo  que fue una reunión selectiva para el sector educativo, había que “taparle el ojo al macho”.

Desde el principio de la reunión, Agustín Basave se mantuvo molesto. El líder nacional del perredismo, quien estuvo puntual, llegó acompañado solo de su secretario particular Enrique de la O. y luego de la comida, se despidió, no sin antes hacer un extrañamiento a la candidata del PRD a la mini gubernatura poblana para acelerar el paso. SALUCITA DE LA BUENA.

fomca_49@yahoo.com.mx

  

 
Titulo Columnistas
Por Soleares
Jesús Manuel Hernández Periodista Los duendes tras CRV
Jesús Manuel Hernández
Cuestiones Domingueras
Dra. Ana Luisa Oropeza Barbosa Abogada A río revuelto...
Dra. Ana Luisa Oropeza Barbosa
Análisis Estratégico
UPRESS Análisis Académico Upaep Terminó la aventura del A380
UPRESS
La Moviola
Noé Ixbalanqué Bautista Martínez Comunicólogo, acdémico, comentarista Green Book: más allá de los prejuicios
Noé Ixbalanqué Bautista Martínez
Por Soleares
Jesús Manuel Hernández Periodista Ana Tere, ¿la opción?
Jesús Manuel Hernández
Cuestiones Domingueras
Dra. Ana Luisa Oropeza Barbosa Abogada Héroes de asfalto
Dra. Ana Luisa Oropeza Barbosa
La Moviola
Noé Ixbalanqué Bautista Martínez Comunicólogo, acdémico, comentarista Vice: retrato cubista
Noé Ixbalanqué Bautista Martínez
Por Soleares
Jesús Manuel Hernández Periodista Fin de Luna de Miel
Jesús Manuel Hernández
Sin Límites
Raúl Torres Salmerón Abogado El PRI unido puede ganar: Lorenzo Rivera
Raúl Torres Salmerón
Por Soleares
Jesús Manuel Hernández Periodista La inexperiencia
Jesús Manuel Hernández
Facebook Los PeriodistasTwitter Los PeriodistsaYoutube Jesus ManuelRss Los Periodistas
Inicio Noticias Columnistas Zalacain Por Soleares Video Columna Contacto  
Logo Los Periodistas
Copyright © 2010
Desarrollado por: Estrategia 360°